Fernando Botero

Fernando Botero (1932)

Nace en Medellín, Colombia  en 1932. En 1948 inicia su actividad artística como ilustrador en el periódico “El Colombiano”. En 1952 realiza su primera exposición individual en Bogotá. Viaja a España y estudia pintura en la Academia de San Fernando de Madrid. P asa largos ratos en el Museo del Prado estudiando las obras de Diego Velázquez y Francisco de Goya. Entre 1953 y 1955 viaja a Francia, Italia y estudia en Florencia pintura al fresco. Regresa a Bogotá y al año siguiente se instala en México ya que su obra no tuvo la acogida que esperaba. Allí incursiona en el arte precolombino, el muralismo y el surrealismo mexicano, donde encuentra la esencia de lo latinoamericano. Al pintar la obra Naturaleza muerta con Mandolina, descubre la proporción aumentada que se volverá el sello de su obra. Dibujando la mandolina, hizo el centro con un círculo muy pequeño, lo que despertó esta nueva forma de mirar la realidad, la proporción “boteriana”. En 1957 realiza una exposición individual en la Pan-American Union de Washington. En 1959 es nombrado Profesor de Pintura en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Bogotá. En 1960 se radica en Nueva York hasta 1973, año que se instalará en París. Los temas centrales que desarrolla en sus obras son: la historia del arte, la vida burguesa, la cultura colombiana y los personajes históricos, así como paisajes, retratos y escenas costumbristas. Botero utiliza la voluptuosidad para comentar ciertos aspectos de la vida con humor y ternura. A partir de 1960 realiza una serie de pinturas homenajeando a los grandes maestros de la pintura universal como Da Vinci, Rubens y Velázquez. En 1980 su pasión por los toros los vuelve una temática central en su obra. En 1973 comienza a desarrollar la escultura, que trata en su mayor parte de figuras y animales de tamaños grandiosos y desproporcionados de gran singularidad. Los materiales más usuales son el bronce, mármol y resina fundida. En 1992 se realiza la exposición “Escultura Monumental” en Montecarlo y los Campos Elíseos de París y “La Corrida” sobre toros en el Gran Palais. En 2000 decide entregar a Medellín y Bogotá 221 obras de su autoría y 73 de artistas internacionales, parte de su colección privada. Actualmente vive y trabaja entre Montecarlo, Pietrasanta y París.

Please wait...

Subscribe to our newsletter

Want to be notified when our article is published? Enter your email address and name below to be the first to know.